La Máscara de la Momia

Sesión VII
En la Necrópolis

Tras ser derrotados por la criatura conjurada por el General Shepses, Los implacables deciden ayudar a Sebti igualmente. Ella y Ptemenib les informan de la existencia de unas brújulas repartidas por la Necrópolis que detectan nigromancia, así como de dos sociedades que podrían saber algo más: un culto de lamias ateas y una comunidad de genteoscura.
El grupo se infiltra en la Necrópolis y busca las brújulas. Un nuevo enfrentamiento con el Culto del Faraón Olvidado revela que están buscando al ladrón de la La Máscara Dorada quien parece el responsable de la situación actual.

View
Sesión VI
La Cadena de Plata

Los implacables continúan auxiliando a los habitantes de Wati mientras buscan pistas sobre Ptemenib o La Cadena de Plata.
Finalmente acuden a un punto de venta de los narcotraficantes y descubren un escondite donde hallan al sacerdote. Allí tienen su primer enfrentamiento con el Culto del Faraón Olvidado, que está detras de la Cadena de Plata.
Tras liberarlo, Ptemenib les lleva ante Sebti quien se enfrenta al General Shepses.

View
Sesión V
La Subasta

La iglesia de Pharasma auspicia una subasta con los bienes saqueados de la Necrópolis. El evento está organizado por Ptemenib.
Durante la subasta irrumpen decenas de zombis y Los implacables procuran salvar a los civiles con la ayuda de Tsathoggua. Los muertos cobran vida y Khasmir es asesinado por una momia.
El grupo descubre que toda la ciudad sufre los efectos de este levantamiento no-muerto y tras incorporar a Koshmir a sus filas vagan por la ciudad ayudando allá donde se les necesita y reduciendo el nivel de pánico.
El familiar de Ptemenib les comunica que su amo ha sido secuestrado por La Cadena de Plata y solicita su ayuda.

View
Sesión IV
El Santuario del Ojo Erudito Parte 2

Los implacables se enfrentan a un constructo que mata a Lauralanthalasa. Pronto descubren que aparte de La Mano Abrasada alguien más se ha inflitrado en la pirámide y ha escapado robando un tesoro con forma de Máscara.
El grupo opta por negociar con el grupo rival para escapar de la pirámide sin enfrentamientos.

View
Sesión III
El Santuario del Ojo Erudito Parte 1

El grupo recibe su tercer encargo de la lotería: explorar la Pirámide construida en honor de Djederet II. De camino al lugar Los implacables son atacados por matones contratados por un grupo rival, La Mano Abrasada.
Al entrar en el enorme monumento funerario descubren que sus competidores se les han adelantado. En una biblioteca encuentran una antigua Orden Real.
Los aventureros deben enfrentarse a un constructo ligado a la propia pirámide. Al morir éste, se produce el derrumbamiento de la estructura. Los implacables logran escapar con vida refugiándose en el nivel inferior

View
Sesión II
La Casa de Penterus

Los implacables reciben su segundo encargo en la lotería: la villa de un general osiriano. Durante la exploración del lugar Menhotep es asesinado por un malévolo div.

View
Sesión I
La Tumba de Akhetenpi

La iglesia de Pharasma de Wati, bajo el mando de Sebti, organiza una lotería para asignar lugares de saqueo en la Necrópolis. Uno de los grupos que se presentan está compuesto por Los implacables.
Al grupo se le asigna la exploración y saqueo de la tumba de un antiguo general osiriano, Akhetenpi. Tras sortear varias trampas y monstruos, los aventureros logran saquear el sárcófago de Akhetenpi y su tesoro privado.
A la salida son emboscados por otro grupo aventurero, Los Chacales de las Arenas , que pretende robarles, pero consiguen evitar el enfrentamiento.

View
Antecedentes

Hace 1700 años, el culto de Lamashtu desató la Plaga de la Locura sobre la ciudad osiriana de Wati.
Casi cinco siglos después, la iglesia de Pharasma regresó a Wati y estableció un nuevo templo cerca de las ruinas llamado el Gran Mausoleo.
Durante el milenio posterior, la gente volvió a reconstruir una nueva ciudad.
Ahora, el Faraón Khemet III, el Príncipe Rubí, ha ordenado a las autoridades locales y a la iglesia de Pharasma abrir la necrópolis de Wati a la exploración con el fin del descubrimiento, el estudio y el estímulo económico.

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.